Buscar

Tendencias de moda sostenible 2021

Actualizado: 30 abr 2021

La moda sostenible toma cada vez más fuerza en la industria, en esta entrada les contamos algunas tendencias de lo que está pasando en el mundo con respecto a este tema.

Muchas veces vemos la moda como lo que se usa o se deja de usar. La entendemos como una gran industria de consumo en donde las tendencias van fluctuando de una forma vertiginosa. Pero hay muchas cosas cambiando en esta industria y no hay duda de que el poder que tiene para replicar mensajes poderosos se debe usar de una manera positiva.


La moda sostenible ha tomado mucha relevancia, las marcas más importantes del mundo cada vez entienden más que hay que sintonizarse y ser conscientes de lo importante que es lograr que los negocios sean amigables con el medio ambiente y cuenten con cadenas productivas mucho más enfocadas en el bienestar de sus trabajadores. Por eso acá les contamos algunas de las tendencias más importantes en esa materia.

Slow Fashion

Si la moda rápida ha sido la debacle en temas éticos y sociales, la alternativa más interesante para contrarrestarla es entender que los procesos más lentos contribuyen de una manera sustancial a la solución del problema. La premisa es producir menos, lograr una mejor calidad en el producto para que tenga mayor vida útil y contar con procesos productivos éticos, donde los empleados tengan buenas condiciones laborales.


¿Cómo hacer para que el negocio sea viable de esta manera? La idea es educar al consumidor para que entienda que si el producto vale un poco más es porque detrás de él hay buenas prácticas tanto hacia el planeta, como hacia sus empleados. Esto debe ser un compromiso de todos y la única forma es estar en la misma frecuencia.


El valor de lo artesanal

Otro de los temas clave, y que también tienen que ver, de alguna manera, con la moda lenta es ese regreso a los procesos artesanales. Darle mucho más valor a lo hecho a mano y entender que de alguna manera esas técnicas y toda la carga cultural, milenaria o ancestral que trae un producto artesanal, en moda es un el nuevo lujo. Y al hablar de lujo no lo decimos por el hecho de ser un artículo costoso, sino por esa narrativa que conlleva usar algo artesanal.


“Esto nos da un sentido renovado de aprecio por el proceso de diseño y el origen de nuestros materiales, mientras nos ayuda a reconstruir nuestro vínculo espiritual con la Tierra. Al invertir en prácticas artesanales, empoderamos a nuestras comunidades y reconocemos la importancia cultural de los artesanos”, dice un informe de Fashion Snoops sobre el tema.


Lo local en alza

Otra arista importante es creer más en la moda local y buscar educar al consumidor para que entienda la importancia de apoyar el producto nacional. Esto no tiene que ver solamente con un tema de despertar consciencia sobre lo importante que es comprar lo que se consigue en cada lugar, sino para entender que la huella de carbono se disminuye cuando la ropa no tiene que viajar tanto.


Los fabricantes locales también tienen que buscar que los productos que elaboran sigan las mismas características tanto en su materia prima, como en su proceso de producción, de forma tal que la trazabilidad sea realmente amigable y consecuente con lo que se está vendiendo o promocionando.

Reciclar está de moda

Con este año de pandemia, lo “usado” ha adquirido un significado diferente a lo que se tenía y se convierte en algo positivo. Esto quiere decir que los artículos reciclados y recuperados adquieren una personalidad diferente. Las marcas y diseñadores ya entraron en una onda de reutilizar algunos materiales y resignificarlos, mientras que las textileras cuentan con una buena oferta de productos hechos con fibras recicladas que son la base de esta tendencia.


La naturaleza inspira

Las fibras naturales adquieren una dimensión especial en medio de este replantearse lo que puede hacer la industria para dejar de ser una de las más contaminantes del planeta. La industria ha asumido unos procesos diferentes para el tratamiento de las fibras en los que no se usa tanta agua, por ejemplo, en el caso del algodón, o, incluso, en la elaboración misma de las prendas donde los procesos de lavado son muy agresivos. Así las cosas, las fibras naturales logran convivir con la industria garantizando que son de muy buena calidad y que su vida útil es mucho mayor.


La naturaleza, aquella que le ha entregado tanto a la moda a costa de su propia supervivencia, se convierte en la mayor fuente de inspiración para que el mensaje que se de, sea potente. La idea es que la moda se reivindique de alguna manera con ella y que entienda que se puede ser compatibles mientras el hombre asuma la responsabilidad en todo lo que ha pasado y de lo que sigue pasando. La naturaleza habla con fuerza para que la industria cambie. No hay otro camino.



126 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo