Buscar

Los procesos sostenibles del denim

Llega el 2022 con un compromiso mucho más serio sobre el futuro del planeta en materia de sostenibilidad. Está visto que es inminente que todos, de alguna manera, aportemos un grano de arena y despertar consciencia para entender que, si esto no cambia, no habrá futuro.


Sabemos que la industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo y en este punto tenemos que lograr un equilibrio para que, sin dejar de producir ropa, podamos hacerlo de una manera mucho más amigable con el planeta. Aquí les dejamos algunos de los procesos clave del denim que no afectan tanto el medio ambiente y que es importante empezar a adoptar.


Lavados más conscientes


La producción de prendas hechas en denim es la que más consume agua y productos químicos dentro de la industria textil, así que es fundamental que el impacto que se deriva de todo este uso y abuso del agua y de insumos muy contaminantes se pueda reducir sustancialmente. Existen tecnologías de avanzada que son clave para lograr esto y que ya llevan varios años imponiéndose dentro de los grandes fabricantes del mundo.


Los acabados de las prendas se están haciendo a través de procesos tecnológicos mucho más ecoeficientes como son el uso del láser y de ozono para reemplazar los lavados y otros procesos que lograr que a través de softwares especializados se puede lograr el aspecto desgastado, eliminando el exceso de índigo. La idea de las empresas que van a la vanguardia de estos avances, como Jeanología, es que en el 2025 todos los jeans del mundo se elaboren sin una gota de agua en su producción.


La nueva generación del denim


Aunque se podría decir que la confección de jeans realmente biodegradables es un tema que aún está en “pañales”, en los últimos años varios de los grandes productores del mundo han invertido grandes sumas de dinero en buscar hacer un denim sostenible. Algunas marcas con Lee y H&M ya tienen a la venta un tejido de algodón 100% reciclable y otras como Desigual anunciaron una línea de prendas ecoamigables, que incluye pantalones, faldas y vestidos, hechas con retales de jeans usados y con fibras reutilizadas.

Moda ética


Estos esfuerzos y avances por lograr hacer de la moda una industria mucho más consciente con el planeta, no puede olvidar que lo social también hace parte de todo este engranaje por tener moda ética de verdad.


Las empresas que elaboran prendas de denim, las grandes marcas de jeans, los pequeños productores y en general todos los que hacen parte de la cadena tienen que apostarle a que sus empresas tengan buenas condiciones laborales y pagos justos. Esto tiene que ser un mantra del sector moda que se debe implementar en toda la cadena de producción. Conocer la trazabilidad de las prendas es fundamental, pero hacerle el seguimiento de los trabajos que genera el hacer esa determinada prenda y ver que todo el proceso sea realmente ético desde lo social, es aún más importante.


Así que el 2022 se vislumbra como el año en que la moda tiene que comprometerse de verdad con la sostenibilidad del planeta y con una cadena de empleos justos. Y el consumidor tiene que entender que para poder exigir que esto sea una realidad también tienen que poner su grano de arena. No solo pagando lo que vale cada prenda, sino consumiendo conscientemente.


Conoce más sobre textiles Comertex en www.comertex.co o recibe asesoría personalizada a través de WhatsApp 3144113065


66 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo