Buscar

¿Qué pasará con el denim?

Acaba de pasar Colombiatex 2021, la feria de textiles e insumos más importante del país, y aprovechamos para hablar de un tema que nos interesa mucho. En un Live hecho por Comertex y Código Malva tres expertas nos dieron interesantes conceptos. Aquí un resumen (Primera parte).

El denim, sin lugar a dudas, es el material por excelencia para la industria de la moda. Por eso quisimos ahondar un poco más y hablar no solo sobre el material, sino sobre la industria, las tendencias, el consumidor y hacia dónde va el mercado. Susana Botero, Investigadora de tendencias de Comertex y Adriana Gómez, diseñadora y experta en tendencias conversaron con Pilar Luna, periodista especializada en moda y socia de Código Malva. Estas son los puntos más importantes.

¿La industria del denim cambió con la pandemia?


Susana Botero: La pandemia nos estancó en temas de materiales y se quedaron muchas cosas en stock y esto nos alertó, pero ayudó a que se generaran espacios de innovación muy interesantes. Las empresas que innovaron son las que llevan la parada en este momento.

Sin duda, las crisis nos llevan a exploraciones y muchos clientes incursionaron en nuevos universos o en sectores diferentes, como el de las mascotas, por ejemplo, que me encanta.

Hemos visto nuevas estéticas y formas de creatividad que es lo que tenemos que rescatar para embellecer más el clásico jean.


Adriana Gómez: Lo que está sucediendo es que muchas marcas de la industria empezaron a buscar alternativas, pero más que desde el confeccionista, desde la materia prima, que se está preparando para lo que viene. Ver qué es lo que está buscando ese cliente final después de esa sacudida de la pandemia, cosas que tengan mas eco desde la sostenibilidad. Hay una consciencia del cliente final que está buscando elementos diferenciadores.

También cambiaron mucho las ocasiones de uso y debemos reflexionar sobre este punto porque el denim es uno de los textiles más amorosos, más generosos y más polifacéticos que existen.

El denim es perfecto para ese espíritu de atemporalidad de la moda hoy y creo que las bases textiles que van a permanecer en el tiempo son las que tienen algunas bases vintage que hablan de nostalgia. En eso sí se ve un cambio.



¿Qué tanto ha cambiado el tema de seguir tendencias?


Susana Botero: Antes el denim se buscaba con un interés más de funcionalidad, prendas hechas con denim neutrales y muy informal. Es su origen, pero hoy se buscan valores estéticos y sociales que generen identidad. Eso es lo que se está buscando e invito a que se haga. Entender el consumidor. Qué le gusta y cómo le gusta verse…

Estábamos muy acostumbrados a que las tendencias se imponían y eso ha cambiado montones. El consumidor es el que está imponiendo la tendencia. Toma los jeans, los interviene, los cambia y los usa como más le guste.


¿Las tendencias están muy alejadas de la realidad?


Adriana Gómez: Las tendencias son eso, tendencias. El mundo de la moda por fin se está conectando con los pensamientos humanos. ¿Para qué quiero yo un textil adecuado? Lo mejor es que cada empresario sepa qué ruta tomar y hay infinidad de caminos, pero para eso debe conocer a fondo lo que busca su cliente.


Hay que entender al consumidor desde todos los ámbitos, desde su geografía, su cultura, su estatus y tener productos que se identifiquen con eso. Muchas empresas se quedan con un stock muy grande porque se van por una tendencia que no es la que va a consumir su cliente. Los empresarios lo han tenido que entender a la fuerza con los inventarios tan altos con los que se quedan muchas veces.


Susana Botero: Si uno se enfoca solo en los productos y no en reconocer por qué lo hago, es un mercado que nunca va a llegar a algo. Lo que estamos haciendo con Comertex es que esa estética misma es por sí misma la identidad y hay que reconocerlo y las tendencias tienen que entrar a esa dinámica. Hay que hacer productos muy únicos desde el diseño y pensados en la identidad de quien los va a usar.

¿Cómo hacer más sostenible la industria?


Susana Botero: Hay muchos factores que influyen. El mercado masivo es más lento, lo reconozco, pero hay que empezar con pequeños gestos. Hay que entender cuál es mi cadena y ver donde puedo afectar, desde lo mínimo. Hay un interés por rediseñar fábricas o clientes que tiene la capacidad de hacer cosas más grandes, pero también con pequeños actos se puede ir cambiando. Uno de nuestros clientes, por ejemplo, del mercado popular y masivo hace bolsas amigables con el medio ambiente a un costo mucho mayor de las que hacía antes. Es algo que nadie ve, pero le apuesta a eso y todo suma.


Adriana Gómez: Aunque todavía es algo alejado de nuestro mercado masivo porque eleva mucho los costos de los textiles, creo que podemos hacer esos pequeños cambios que dice Susana. ¿Qué puedo hacer con esos retales?, por ejemplo. Puedo usarlos para marquillas, bolsos y cosas así. También puedo contratar lavanderías amigables, reciclar las cartones o rollos donde vienen los textiles o tener un ahorro de energía en mi fábrica y así pueden ir volviendo más sostenible el proceso.


A futuro yo veo que entre más gente empiece a concientizarse los costos se van a ir disminuyendo. Hay muchas maneras de hacerlo.


Conoce más sobre textiles Comertex en www.comertex.co o recibe asesoría personalizada a través de WhatsApp 3144113065

26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo